EL OFICIO DE SER PADRES

Cuando tenemos hijos somos padres a tiempo completo y sin embargo casi nunca estamos preparados para tan ardua tarea.

 

 

Cuando queremos empezar a conducir, aprendemos y nos preparamos, también lo hacemos cuando queremos ejercer una profesión o cuando comenzamos en un trabajo, pero ¿cuántos de nosotros nos preparamos para la tarea de nuestra vida: ser padres?

 

Diferencio aquí, todo aquello que tenemos que ir aprendiendo a medida que la vida de nuestros hijos avanza, me refiero a cómo alimentarles, como cuidarles, qué medicinas hay que dar y todo esto lo vamos haciendo a golpe de situaciones. Pero existe otra faceta sin duda mucho más compleja que es la educarles.

 

 

Educar a los hijos requiere un conocimiento, responsabilidad, respeto y ejemplo y esto se convierte en una oportunidad maravillosa que la naturaleza nos ofrece para conocernos y para dejar nuestra huella en la vida, pero sin duda puede considerarse también un oficio que sin duda merece la pena aprender porque llega un momento con nuestros hijos que los conocimientos tradicionales y el sentido común no son suficientes, aunque este último es sin duda muy necesario.

 

 

¿Qué grandes principios deben darse para que nuestros hijos alcancen los objetivos educativos que esperamos para nuestra familia?:

 

  •  Aprender y hacer uso adecuado de estrategias de conducta
  •  Aprender que el estilo coercitivo se puede interrumpir en la relación con nuestros hijos. No siempre funciona el castigo
  • Conocer patrones positivos para interaccionar con nuestros hijos, dar mucha importancia a la comunicación.
  •   Aprender a aumentar las conductas prosociales de nuestros hijos y disminuir las conductas problemáticas.

 

Estas pautas nos van a ayudar en el futuro a prevenir problemas de conducta y detectarlas y prevenirlas en etapas tempranas.

 

 

No olvidemos que la mayor parte de nuestras conductas se pueden modificar aplicando ciertas técnicas y sobre todo aplicando el aprendizaje y que nosotros como padres tenemos el control de los elementos más significativos de nuestros niños lo que nos permite tener un gran potencial para generar en nuestros hijos conductas positivas y adaptativas.

 

 

Según Patterson (1986) “los principales elementos en el desarrollo de problemas de conducta en la infancia son las carencias que en los repertorios de conducta tienen los padres para desempeñar tal papel”

 

Gracias

 

Carmen Gómez

 

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

RECOMIENDA ESTA PAGINA

Recomienda la pagina para que mas gente la conozca.  Pincha en el enlace "Recomendar esta pagina" que aparece en la parte inferior de la Web y corre la voz.

Un saludo del Ampa

COMPARTE CON TUS AMIGOS

PROTECCION DE DATOS

Recuerda que tus datos serán tratados confidencialmente conforme a la Ley de Protección de Datos

Si alguno de los contenidos de esta Web fueran PRIVADOS o NO DESEAN que sean publicados rogamos nos lo indiquen AQUI y serán retirados de inmediato

ENLACES